¿Dónde está tu mente ahora?

DondeEstaTuMente

En una conocida escena de la película El Club de los Poetas Muertos, el profesor Keating (Robin Williams) susurra insistentemente dos palabras a espaldas de sus extrañados alumnos, mientras éstos contemplan una vitrina con fotos y trofeos de sus predecesores: “Carpe Diem“, “aprovecha el momento”. Hoy en día tenemos nuestra propia versión de la exhortación latina. Es la apelación a la práctica del mindfulness, o dicho de otra forma, de técnicas para centrarse en el momento presente, orientadas a prestar plena atención a los pensamientos, emociones, sensaciones y estímulos internos y externos a los que nos vemos expuestos en la vida cotidiana.

Hace unos meses tuve la oportunidad de reencontrarme en Salamanca con uno de mis profesores de la Licenciatura, José Ramón Yela, una suerte de señor Keating moderno, más científico, pero igualmente capaz de inspirar y transmitir su pasión por el conocimiento a sus alumnos. Estuvimos hablando de los nuevos desarrollos de la psicología en la actualidad, y en especial, de la consolidación de las conocidas como terapias de tercera generación, entre ellas los enfoques basados en el mindfulness y la terapia de aceptación y compromiso. Pero sobre todo, quiero rescatar dos ideas que aprendí en ese encuentro.

SnoopyMindWanderingLa primera idea es que nuestra mente divaga, tiene una tendencia irresistible a vagabundear, a ir de un pensamiento a otro, a quedarse enganchada en un curso de emociones, sensaciones, frases, imágenes, etc. que muchas veces no tienen nada que ver con lo que está ocurriendo aquí y ahora. De hecho, prácticamente el 50% del tiempo que pasamos despiertos, nuestra mente está vagabundeando (1). José Ramón Yela lo resumió de una forma muy didáctica. Una gran parte de nuestro tiempo estamos inmersos en expectativas sobre el futuro que son inciertas, y que muchas veces ni siquiera son realistas ni están fundamentadas; otra gran parte de nuestras vidas las pasamos dándole vueltas a lo que ocurrió en el pasado, a cómo hubieran sido las cosas si los acontecimientos se hubieran desarrollado de forma diferente, o anhelando con nostalgia un tiempo pasado que creemos que era mejor. Mientras tanto, ¿qué pasa con el presente? ¿dónde está tu mente ahora?

La segunda idea tiene un alcance aún mayor: una mente que divaga es una mente infeliz (2). El profesor Yela hacía referencia en este caso a una interesante investigación de Matthew Killingsworth y Daniel Gilbert, en la que encontraron que, en general, somos más infelices cuando nuestra mente está vagabundeando, en comparación con aquellos momentos en los que estamos centrados en el momento presente. Y algo más llamativo aún, lo anterior es cierto independientemente del tipo de actividad en que estemos inmersos, incluso aunque se trate de una actividad aparentemente menos placentera. Según se pone de manifiesto en la investigación de estos autores, divagar en pensamientos negativos o neutros es claramente más displacentero que estar atento a lo que se está realizando. Pero aún más, la gente no parece ser más feliz cuando su mente está absorta en un vagabundeo de pensamientos positivos, frente a estar centrados en la actividad que está en curso.

Estas y otras ideas quedaron luego recogidas en el TEDx Calle de la Compañía, organizado en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde el profesor Yela realizó una intervención. Uno nunca deja de aprender de sus maestros y un buen profesor siempre es capaz de transmitir algo, aunque sea en una conversación informal fuera de las aulas. Ahora, gracias a la divulgación del conocimiento a través de las redes sociales y blogs, el alcance de estas personas se multiplica exponencialmente. Así que, durante los próximos 18 minutos, ¡aprovechad el momento!

Referencias

  1. Mooneyham, B. W., & Schooler, J. W. (2013). The costs and benefits of mind-wandering: a review. Canadian Journal of Experimental Psychology/Revue canadienne de psychologie expérimentale, 67(1), 11.
  2. Killingsworth, M. A., & Gilbert, D. T. (2010). A wandering mind is an unhappy mind. Science, 330, 932-932.

Post publicado también en Las mariposas del alma

—————————————————————————

Las mariposas del alma es un blog de Antonio Crego para la plataforma de bitácoras de ciencia SciLogs impulsada por Investigación y Ciencia, edición española de Scientific American.

SciLogs