¿Matemáticas como un robot?

Si hay una displina lógica por excelencia esa son las matemáticas. Sin embargo, el aprendizaje de fórmulas, la resolución de problemas y muchas de las operaciones que incluye esta asignatura son abordados por los estudiantes de una manera “poco lógica”. Según Richland et al. (2012) muchos de los alumnos de primaria y secundaria llegan al final de sus estudios sin un conocimiento flexible y basado en conceptos en lo que respecta a las matemáticas. En su estudio de revisión publicado en Educational Psychologist, estos autores llegan a la conclusión de que los estudiantes prefieren recurrir a procedimientos previamente memorizados y a menudo incorrectos para resolver cuestiones matemáticas, en vez de tratar de establecer relaciones entre los problemas que se les presentan o de reflexionar sobre ellos realizando inferencias.

El artículo ofrece además una interesante comparativa entre el tipo de enseñanza de las matemáticas predominante en distintos países. En la gráfica siguiente, por ejemplo, puede verse el porcentaje de problemas de “hacer conexiones” que fueron abordados de una forma procedimental o realmente “haciendo conexiones” en diferentes países.

La propuesta de Richland y sus colaboradores se centra, finalmente, en promover una enseñanza de las matemáticas en las que éstas se contemplen realmente como un sistema significativo, en la que los estudiantes se acostumbren a establecer conexiones mediante comparaciones relacionales. Probablemente, ello mejoraría su habilidad para transferir los conocimientos que van adquiriendo y su implicación en la asignatura.

Puedes acceder al artículo completo aquí.

Puedes leer un draft del artículo en abierto aquí.

Referencia del artículo:

ResearchBlogging.orgRichland, L., Stigler, J., & Holyoak, K. (2012). Teaching the Conceptual Structure of Mathematics Educational Psychologist, 47 (3), 189-203 DOI: 10.1080/00461520.2012.667065