“Dark triad at work”

La configuración de personalidad conocida como “dark triad” (tríada oscura) se caracteriza por los rasgos de maquiavelismo, narcisismo y psicopatía. Las personas que se ajustan a este patrón de personalidad tienden a emplear cualquier medio -ya sea la mentira, la traición o la amenaza- para conseguir sus fines particulares, presentan un elevado grado de cinismo acerca del ser humano, y creen de sí mismas que son unos hábiles manipuladores de la conducta de los demás (maquiavelismo); aunque -como han señalado estudios previos- en realidad su nivel de inteligencia emocional no es tan alto como ellos mismos creen. En línea con lo último, el rasgo narcisista de su personalidad les hace mantener una visión inflada de sí mismos, que aparece junto a fantasías de control, éxito y admiración, y el deseo de que esta visión autosirviente sea reforzada por otras personas. Finalmente, la cantidad de psicopatía con que se completa la fórmula de la tríada oscura hace ser a estas personas emocionalmente frías, inmunes al estrés, sin empatía hacia quienes les rodean e incapaces de sentir culpa o remordimiento.

En un interesante meta-análisis publicado en el Journal of Applied Psychology, en el que se revisan 245 estudios sobre el tema, O’Boyle et al.  (2012) tratan de discernir si las asociaciones que se han hallado entre personalidad oscura y disfunciones en las relaciones interpersonales se observan igualmente en los contextos organizacionales. Los resultados de su revisión indicaron que los incrementos en maquiavelismo y psicopatía se asociaban a reducciones en la calidad del rendimiento laboral. Además, los tres rasgos característicos de la tríada oscura estaban asociados a conductas contrapoducentes en el contexto laboral. De manera llamativa, los investigadores hallaron que estas asociaciones se encontraban moderadas por elementos del contexto social. Así por ejemplo, la relación entre psicopatía y conductas inadecuadas en el trabajo era más débil cuando el trabajo permitía a los trabajadores un cierto grado de poder. En cuanto al narcisismo, se obtuvo que en que los individuos “oscuros” que se encontraban en posiciones de autoridad -managers, líderes, jefes- los niveles más altos de este rasgo aparecían asociados con una menor calidad en los productos de su trabajo. Los datos parecen indicar además que el narcisismo se halla asociado con un rendimiento laboral más pobre en culturas que son altas en colectivismo intragrupo y enfatizan la cohesión entre los colegas de trabajo, la relación entre pares y la lealtad y el deber hacia el grupo. La cultura organizacional también parece moderar las relaciones entre rasgos de la tríada oscura y variables relacionadas con el trabajo, aunque en este caso los resultados fueron menos claros.  La aportación de O’Boyle et al. (2012) supone una interesante vía para organizar y profundizar en nuestro conocimiento sobre cómo determinadas configuraciones tóxicas de la personalidad-que a menudo pasan inadvertidas- pueden provocar efectos deletéreos en lo referente a los objetivos del grupo o la organización.

Puedes acceder al artículo completo aquí.

Referencia del artículo:

ResearchBlogging.orgO’Boyle EH, Forsyth DR, Banks GC, & McDaniel MA (2012). A meta-analysis of the Dark Triad and work behavior: a social exchange perspective. The Journal of applied psychology, 97 (3), 557-79 PMID: 22023075