Apunte, relájese y…dispare!

¿Cómo afecta la ansiedad a la decisión sobre disparar o no de un policía? Nieuwenhuys et al. se plantean esta cuestión en el último número de Emotion, donde se presentan los resultados de su investigación. En ella participaron 36 policías (33 hombres y 3 mujeres) a los que se sometió a una tarea experimental en la que debían tomar decisiones rápidas sobre disparar o no a sujetos que tenían un arma y disparaban, o que no la tenían y se rendían. Los “sospechosos” aparecían en una pantalla de video de tamaño real con la que el policía interactuaba. En la condición experimental de baja ansiedad el sospechoso disparaba al policía si éste había estado lento o errático con su disparo, pero en este caso el policía tan sólo escuchaba los disparos que le devolvía el delincuente. En la condición experimental de alta ansiedad, sin embargo, existía la amenaza real para el policía de recibir un “balazo” (pequeñas bolas de plástico dirigidas a sus piernas) cuando el sospechoso le llegaba a disparar. La expectativa de la sensación de dolor que podían causar estos “disparos” -controlados por los experimentadores para evitar daños físicos-  era lo que generaba la ansiedad en los participantes. Los resultados pusieron de manifiesto que en la condición de alta ansiedad se producía un sesgo hacia la decisión de disparar al sospechoso, de forma que el policía disparaba equivocadamente más a menudo a sospechosos que se rendían. En el estado de alta ansiedad la precisión del disparo era además menor. Pero por otra parte, los policías en la condición de ansiedad respondían más rápidamente cuando el sospechoso sí portaba un arma. Los autores concluyeron que cuando los policías estaban en el estado de alta ansiedad tendían a responder sobre la base de sus inferencias y expectativas ante la posible amenaza, más que sobre la base de la información visual objetiva.

Puedes acceder al artículo completo aquí.

Referencia del artículo:

ResearchBlogging.org
Nieuwenhuys A, Savelsbergh GJ, & Oudejans RR (2012). Shoot or don’t shoot? Why police officers are more inclined to shoot when they are anxious. Emotion (Washington, D.C.), 12 (4), 827-33 PMID: 22023363